Fecha ocupada
Fecha reservada

Lydia Navarro (24 años, Palma de Mallorca) es lo que se dice una niña de papá. En sus propias palabras: "Cada vez que tengo un problema digo papi, papi". Uno de esos problemas es su mayor bendición. "A los 17 me quedé embarazada y llegó mi niña", explica. Entonces también su padre fue su salvador.

Regístrate en nuestra Web